Bruno Mars: un caso insólito

 Bruno Mars: un caso insólito

Bruno Mars es un superdotado de la música. Es capaz de componer canciones espectaculares. Hace arreglos. Toca varios instrumentos. Produce el disco. Es escenógrafo. Sobre el escenario baila como los mejores. Es un artista fuera de lo común. Sin embargo, la industria no acaba de reconocer su lugar.

Si lo comparas con los grandes sale aventajado por mucho. Por ejemplo, es posible que Mike Jackson bailara mejor que él. Que Lennon o McCartney hayan escrito canciones más exitosas o, que Phill Colims sea superior al piano y Eric Clapton lo destroce en la guitarra. Pero si analizas el package, nadie le llega ni a los calcañales. Es el más completo. El tipo es de otra galaxia.

Pero además, el hombre ha escrito letras para una decena de artistas consagrados como Adele o Flo Rida. Ha vendido más de 170 millones de copias a nivel mundial. Siete de sus canciones se encuentran dentro de los sencillos más buscados del mundo. Ahora lo más curioso: hay quienes se atreven a afirmar que es el hijo no reconocido de Mike Jackson. La bola la echó a rodar un locutor norteamericano utilizando dos argumentos.

Uno, que el personaje favorito de Michael era Peter Pan y de ahí el nombre real de Bruno Mars: Peter Gene Hernández. Y segundo, que es el secreto que el fallecido rey del pop nunca quiso revelar. No obstante, hasta ahora no existe una prueba que valide dicha especulación. Lo que se sabe con certeza es que es hijo de un puertoriqueno y una filipina.

Mars se nutre de una amplia variedad de estilos e influencias como reggae, funk, R&B, hip hop, rock, entre otros. Muy influenciado desde pequeño por Elvis Presley. Cuando niño lo imitaba con frecuencia. The New York Times se refiere al destacado músico como “uno de los cantantes más versátiles del pop”. Yo pienso que es mucho más que eso.

Pero el éxito también pone sus zancadillas. Sobre todo a quienes obtienen grandes logros a temprana edad. Bruno Mars no es una excepción. Recordemos su protagonismo en unos de los escándalos más sonados en el mundo de la farándula que afectó considerablemente su carrera. La bulla ocurrió cuando fue arrestado por posesión de cocaína en Las Vegas.

Un tribunal aceptó un acuerdo de culpabilidad. Al artista le dieron 12 meses de libertad condicional y una multa de 2 mil dólares. Además, debió cumplir 200 horas de servicio comunitario.

Posteriormente asistió a un programa de asesoramiento sobre drogas para su rehabilitación. Bruno tenía 25 años en aquel momento. Hoy ya se habla de la recuperación total del artista. Una buena noticia para sus millones de seguidores. El virtuoso ha ganado 10 premios Grammy, 3 Brit Awards y 3 MTV Europe Music Awards.

En una entrevista que dio para televisión habló sobre el tema. El periodista hizo una reflexión sobre la cantante británica Amy Winehouse, quien perdió su vida por culpa de las drogas a los 27 años. El artista fue preciso en la respuesta:

“Yo no vivo pensando en lamentos y en los errores de mi pasado, yo siento que lo me pasó en ese momento de mi vida fue por una razón, yo no creo que estoy donde estoy ahora por ese error que cometí. Yo estoy donde estoy ahora por mis logros, mi música y mi talento”.

Seguidamente habló sobre las consecuencias de una recaída:

“Yo quiero que la gente me conozca por música, que me respete por mi trabajo y el cariño que me puedo ganar gracias a él. No pienso tirar todo eso por la borda por un vicio, tampoco quiero perder la confianza de mi madre, familiares y amigos que han tenido fe en mí. Tengo mucho más por perder que ganar si llegase a recaer”.

Un momento estelar del afamado músico fue en el Super Bowl 50 que se llevó a cabo el 7 de febrero de 2016 en el Levi's Stadium, California. Su presentación junto a Beyoncé como invitados especiales fue espectacular. Fue visto por más de 115.5 millones de personas en los Estados Unidos. Es el segundo espectáculo más visto en la historia del evento. Únicamente superado por Katy Perry el año anterior. Todavía la gente revive la actuación de la pareja en youtube. Son millones de visitas para ver el video.

Bruno Mars es un fenómeno inaudito en el mundo musical. Sin embargo, no recibe la cobertura mediática que merece. No lo valoran en toda su magnitud. Siempre su presencia la encierran entre signos de interrogación. Mientras que otros artistas, de menor categoría, son escandalosamente glorificados en la televisión norteamericana. Algo que no se entiende.

Sabemos que el negocio de la música tiene sus complejidades. Muchas veces no lo comprendemos. Aunque la historia recoge montones de errores de los grandes “eruditos” de la farándula. La mayoría de las veces por ignorancia. Cito un ejemplo.

El productor L.A. Reid es conocido como el duro juez de Factor X estadounidense. Está detrás de la carrera de estrellas como Mariah Carey, Pink o Justin Bieber. Sin embargo, con Lady Gaga “se comió el millo” como se dice en el argot cubano.

Cuando dirigía Def Jam Music la estrella neoyorquina se presentó en una audición. Fue con unas botas blancas, se sentó al piano, actuó y cantó. Reid en una entrevista con Larry King, dos meses después, contó: " Yo estaba impaciente y quería alguien que me diera un éxito inmediato. La rechacé. Fue un gran error". La anécdota le sirvió a Lady Gaga de inspiración para Marry the Night, de su aclamado álbum Born this way.

Bruno Mars, Anderson ,Paak, Silk Sonic ( Deja la puerta abierta )